Facebook y Libra 08/07/2019 - 15:23

Opinión: “Libra no tiene nada que ver con bitcoin”

Autor Por Redacción Cripto247
Opinión: “Libra no tiene nada que ver con bitcoin”

¿Es Libra realmente una criptomoneda? ¿Cuáles son las diferencias con Bitcoin?

Por Colin Harper (*)

La noticia de anuncio de la creación de libra, la criptomoneda de Facebook atrajo la atención de los medios internacionales y ha dominado los titulares durante más de dos semanas: bienvenidos al futuro donde los datos ya no son suficientes y ahora Facebook también quiere controlar la política monetaria.

Aquellos de nosotros inmersos en el reino de Bitcoin hemos sabido que Facebook ha estado trabajando en una criptomoneda durante algún tiempo, pero no fue hasta el 18 de junio que pudimos ver exactamente cómo se vería. Para muchos de nosotros en esta industria, fue más o menos lo que esperábamos; a saber, no es realmente una criptomoneda y no ofrece ninguno de los beneficios de Bitcoin.

Bitcoin, la primera criptomoneda del mundo, se denomina criptomoneda porque emplea el cifrado para procesar transacciones y transferir valor. Este cifrado de extremo a extremo hace que las transacciones sean altamente seguras e irreversibles. Estas transacciones se registran en lo que se llama blockchain, cadena de bloques. Esta tecnología, la columna vertebral de la red de Bitcoin, actúa como un libro de contabilidad digital que mantiene un registro inmutable y constantemente actualizado de todos los saldos de cuentas en la red y se asegura de que nadie engañe al sistema para gastar monedas que no tienen.

Las características clave de la red Bitcoin (con B mayúscula) son la inmutabilidad, la seguridad, la ausencia de permisos y la descentralización: todas las transacciones son finales, la red es efectivamente imposible de comprometer, cualquiera puede usarla tan libremente como la propia Internet, y ninguna entidad central (como un gobierno o banco) lo controla. La moneda de la red, bitcoin (con b minúscula), es escasa y resistente a la censura. Solo 21 millones de bitcoins existirán y la moneda es tan difícil de controlar o prohibir como la Internet misma.

Como moneda endógena para Internet, Bitcoin también es global. Enviar bitcoins desde Nashville, Estados Unidos a, por ejemplo, Seúl, Corea del Sur, podría tomar tan solo unos minutos, dependiendo de la tarifa de transacción que establezca el remitente. Por el contrario, una transferencia bancaria puede tardar hasta una semana.

Para comprender las implicaciones de Libra en el mundo más amplio de las criptomonedas y altcoins, es vital entender cómo funciona Bitcoin y por qué sus usuarios ven valor en un sistema monetario descentralizado y no nacional. Al resaltar cómo funciona Bitcoin junto con Libra, está claro que los dos tienen tanto en común como la política monetaria de la Reserva Federal con la extracción de oro, o una potencia corporativa con una compañía propiedad de los empleados.

Bitcoin y Libra
Libra no tiene nada que ver con bitcoin

Por ejemplo, a diferencia de Bitcoin, que es un sistema abierto, Libra está cerrado y será altamente custodiado. Facebook anunció la divisa en asociación con otras 27 grandes corporaciones, empresas y organizaciones sin fines de lucro, que incluyen Visa, Mastercard, Spotify, Lyft, Uber y Ebay. Estos miembros fundadores conforman la Asociación Libra, que se encargará de procesar las transacciones de la red y de mantener su versión de blockchain. Con el lanzamiento tentativo de la moneda para 2020, el proyecto espera expandirse a aproximadamente 100 miembros.

Esto significa que tendrá solo 100 servidores, también conocidos como nodos, que mantendrán la red. Por el contrario, Bitcoin presenta algo cerca de 11,000 nodos a escala global para verificar y transmitir transacciones al resto de la red. Estos “nodos completos”, como los llamamos en la industria, están acompañados por “nodos de minería”, que proporcionan poder de cómputo para ordenar transacciones en blockchain y proteger la red de ataques, reciben tarifas de transacción y bitcoins recién acuñados de la red como recompensa por este servicio. Este proceso de acuñación de monedas, que libera monedas recién extraídas en un programa de inflación establecido (en este momento, aproximadamente el 2% anual), es la forma en que la red administra una política monetaria sin una entidad centralizada. Juntos, estos nodos construyen el marco descentralizado que hace que Bitcoin sea tan resistente. Si tuviera que eliminar o comprometer uno de estos nodos, la red seguiría siendo segura porque miles de otros aún están ejecutando el código para admitir la red.

De ninguna manera Libra se descentralizará ni ofrecerá las protecciones de las características de Bitcoin por diseño. Con Bitcoin, cualquiera puede ejecutar un nodo completo o de minería de datos, pero con Libra, cada Miembro Fundador tuvo que comprometer un mínimo de USD 10 millones para tener el privilegio de unirse a la red. En el futuro, cualquier otra entidad que desee unirse a la Asociación Libra tendrá que pagar una suma similar o incluso más alta.

Entonces, ¿qué significa que la ejecución de un nodo da derecho a estos miembros? Bueno, además de convertirse en un centinela de un sistema monetario completamente nuevo, también recibirán recompensas por transacciones y dividendos de la Reserva de Libra. Esta reserva incluirá una canasta de activos respaldados por el gobierno, tales como monedas nacionales, bonos y valores, cuyos intereses se pagarán en dividendos a los Miembros de la Asociación de manera proporcional a su participación en la red Libra.

La Asociación de Libra es básicamente una central de gestión corporativa. Un banco no muy diferente de la Reserva Federal. Sus reservas bancarias le darán a la moneda un valor estable, probablemente un dólar por moneda, y cada moneda se emitirá / prestará contra esta reserva y será canjeable por ella.

Libra - Facebook

 

Esta es otra ventaja importante de Bitcoin, que no está respaldada por ningún otro activo que no sea él mismo. Algunos argumentan que esto significa que Bitcoin no tiene valor intrínseco, y el proyecto Libra declara explícitamente en su documento que la moneda Libra está respaldada por activos emitidos por el gobierno para inyectarle un valor “real”. Pero como cualquier defensor de Bitcoin dirá, la naturaleza de Bitcoin como una red monetaria divorciada de los intereses del estado es exactamente la razón por la que es valiosa; a diferencia de la moneda emitida por el gobierno, que puede estar sujeta a una emisión / inflación imprudente y un control centralizado, el bitcoin, como el oro, es finito y se interrumpe de manera descentralizada.

Debido a que Bitcoin está descentralizado, no hay una autoridad central para controlar la política monetaria o la actividad de los usuarios de la policía. Nadie en la red puede impedirle participar, nadie puede impedirle realizar transacciones y nadie puede congelar sus fondos. Cada persona es el capitán de su billetera, el amo de sus monedas.

Sin embargo, una red centralizada como Libra pierde todas estas características que asociamos con las criptomonedas. La Asociación podrá incluir en la lista negra a los usuarios a los que no desean prestar servicio, podrán revertir las transacciones que no les gusten y, como un banco, tendrán acceso total a toda la información financiera de cada usuario: a quién pagó, cuándo pagó, por qué pagó y cuánto pagó. Dada la reputación de Facebook por la mala gestión de los datos de los usuarios y su enfoque discreto de la privacidad, una preocupación comprensible de la comunidad e incluso de los legisladores ha sido: “¿Podemos confiarle a Facebook nuestro dinero y los datos relacionados?”

Si los reguladores no controlan a Libra antes de su lanzamiento, el mercado decidirá dónde depositar su confianza y si valorará la comodidad sobre la privacidad y la soberanía financiera. Libra se ha presentado como una opción de sistema monetario inclusivo que trascenderá las fronteras y que servirá tanto a los que no cuentan con servicios bancarios como a los económicamente privilegiados. Facebook sacó esta idea de Bitcoin, porque este es exactamente el impacto que Satoshi Nakamoto, el creador (o creadores) anónimos de Bitcoin, anunció durante su lanzamiento en 2009: un sistema monetario paralelo que existe fuera del marco tradicional y que opera sin fronteras, libre para que cualquiera se una, y extremadamente difícil de censurar para los gobiernos. Con Bitcoin, cada persona/usuario es su propio banco.

Libra se ha apoderado de esta ideología sin ofrecer ninguna de las características sobre las que se construyó Bitcoin: Libra es altamente centralizado, puede impedir que la gente lo use como un medio de intercambio y hará que sea muy fácil para los gobiernos rastrear transacciones y privar de derechos a los usuarios que no quieren en la red. Con Libra, el usuario no es su propio banco; Libra es el banco. Es un pagaré glorificado para el dólar y otras monedas nacionales que se hace pasar por una criptomoneda cuya blockchain probablemente se parecerá a una base de datos en la nube que a la realidad.

Como tal, su principal competidor, irónicamente, es la industria bancaria. Con Libra, Facebook y sus amigos han abierto un nuevo frente monetario. Por primera vez desde la época de la Banca Salvaje (Wildcat banking, 1836-1863, conocida en EEUU como la era de la banca libre), el ideal de competencia de divisas de emisión privada es otra vez una posibilidad. Con Libra, las personas ahora tienen una opción adicional junto con el monopolio estatal sobre la emisión de moneda.

Si estás usando Libra, tu nuevo jefe es el mismo que tu antiguo jefe, solo que ahora trabajan en las oficinas corporativas de Silicon Valley en lugar de los bancos miembros de la Reserva Federal.

Artículo original por Colin Harper @AsILayHodling en VentureBeat.com

 

 

Sumate a la comunidad Cripto247: seguinos en TwitterInstagram, Facebook, YouTube, Telegram y enterate de todas las noticias del mundo cripto al instante. 

Compartilo en las redesFacebookTwitterWhatsAppMessengerE-mail

Comentarios

Recibí las últimas noticias
del cripto-ecosistema en
tu casilla de E-mail


Su email ha sido ingresado.
Cargando