Entrevista con Time 18/03/2022 - 18:30

Vitalik Buterin se siente preocupado por el futuro del ecosistema cripto

Autor Por Redacción Cripto247
Vitalik Buterin se siente preocupado por el futuro del ecosistema cripto
Buterin se siente preocupado por el futuro del ecosistema cripto

El creador de Ethereum expresó que "El ecosistema cripto en sí mismo tiene mucho potencial distópico si se implementa mal".

Vitalik Buterin concedió esta semana una entrevista a la prestigiosa revista norteamericana Time, en la que dejo un puñado de valiosas e interesantes definiciones. El creador de Ethereum expresó, entre otras cosas, que se siente preocupado por el futuro del ecosistema cripto.

Hace nueve años, Buterin ideó Ethereum como una forma de aprovechar la tecnología de cadena de bloques subyacente a Bitcoin para todo tipo de usos más allá de la moneda y dio origen a una nueva Internet descentralizada y de código abierto. Ether, la moneda nativa de la plataforma, se ha convertido en la segunda criptodivisa más importante por detrás de Bitcoin, impulsando un ecosistema de un billón de dólares que rivaliza con Visa en términos de dinero que mueve.

Sin embargo, en estos años, Ethereum, según el artículo de la revista Time, ha hecho insondablemente ricos a un puñado de hombres blancos, ha bombeado contaminantes en el aire y ha surgido como vehículo para la evasión de impuestos, el blanqueo de dinero y las estafas alucinantes. Al respecto, Buterin, expresó que “El ecosistema cripto en sí mismo tiene mucho potencial distópico si se implementa mal”.

El joven de 28, que hace unas semanas estuvo de visita en Argentina, confesó que se siente preocupado por los peligros para los inversores demasiado ansiosos, las crecientes tasas de transacción y las descaradas muestras de riqueza que han llegado a dominar la percepción pública de las criptomonedas. “El peligro es que tienes estos monos –por los NFTs de Bored Ape– de 3 millones de dólares y que parecen haber cambiado el juego”, expresó Buterin, en referencia Bored Ape Yacht Club, una colección NFTs de simios en formato gráfico que pareciera que se han convertido en un símbolo de estatus de la era digital para los millonarios, que incluyen varias celebridades como Eminem, Justin Bieber, Paris Hilton y Snoop Dogg, y que se han negociado por más de 1 millón de dólares cada uno.

Considerado unas de las personas más influyentes en el mundo de las criptomonedas, Buterin espera que Ethereum se convierta en la plataforma de lanzamiento de todo tipo de experimentos sociopolíticos: sistemas de votación más justos, planificación urbana, renta básica universal, proyectos de obras públicas.

Pero por encima de todo, quiere que la plataforma sea un contrapeso a los gobiernos autoritarios y que ponga fin al dominio de Silicon Valley sobre nuestras vidas digitales.

Sin embargo, Vitalik, reconoce que su visión del poder transformador de Ethereum corre el riesgo de ser superada por la codicia. Y por eso ha empezado a asumir a regañadientes un papel público más importante en la configuración de su futuro. “Si no hacemos uso de nuestra voz, las únicas cosas que se construyen son las que son inmediatamente rentables”, expresó a Time.”Y esas cosas suelen estar lejos de lo que realmente es lo mejor para el mundo”.

La ironía está en que Buterin no es el líder formal de Ethereum. Y el mismo rechaza fundamentalmente la idea de que alguien tenga un poder unilateral sobre su futuro. Es por eso que Vitalik no tiene  la capacidad de evitar que Ethereum se desvíe del camino: está diseñada como una plataforma descentralizada, que responde no sólo a su propia visión, sino también a la voluntad de sus constructores, inversores y de la siempre creciente comunidad. 

En cuanto a los mencionados y populares NFTs, Buterin, confesó que no pudo predecir su auge y ha observado el fenómeno con una “mezcla de interés y ansiedad”. Por un lado, los tokens no fungibles han ayudado a alimentar el precio del Ether, cuyo valor se ha multiplicado por más de diez en los últimos dos años. Pero su volumen ha abrumado a la red, lo que ha llevado a un fuerte aumento de las tarifas de congestión, en las que, por ejemplo, los postores que intentan asegurar una rara NFT pagan cientos de dólares extra para asegurarse de que sus transacciones se aceleren.

Las tarifas han socavado algunos de los proyectos favoritos de Buterin en la blockchain. Por ejemplo, Proof of Humanity, que otorga un ingreso básico universal -actualmente unos 40 dólares al mes- a cualquiera que se inscriba. Dependiendo de la semana, las tasas de congestión de la red pueden hacer que sacar dinero de tu cartera para pagar las necesidades básicas sea prohibitivo. “Con las tarifas actuales”, dice Buterin, “se llega a un punto en el que los derivados financieros y las apuestas empiezan a excluir algunas de las cosas interesantes”.

Buterin sabe y entiende por qué la gente se aleja de Ethereum. A diferencia de prácticamente cualquier otro líder de una industria de un billón de dólares, confesó a Time que le parece bien, sobre todo teniendo en cuenta que los problemas actuales de Ethereum se derivan del hecho de que tiene demasiados usuarios.

El joven programador canadiense nacido en Kolomna, Rusia es consciente de que las promesas utópicas de las criptomonedas suenan rancias para muchos, y califica de “bomba de relojería” la carrera por implantar el sharding -fragmentación- frente a la competencia: “Si no tenemos sharding lo suficientemente rápido, entonces la gente podría empezar a migrar a soluciones más centralizadas. Y si después de todo eso pasa y sigue centralizándose, entonces sí, hay un argumento mucho más fuerte de que hay un gran problema”.

Para Buterin, el peor escenario para el futuro del cripto es que la tecnología blockchain acabe concentrada en manos de gobiernos dictatoriales. Está descontento con el despliegue de Bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador, que ha estado plagado de robos de identidad y volatilidad. La posibilidad de que los gobiernos utilicen la tecnología para reprimir la disidencia es una de las razones por las que Buterin se mantiene firme en que el ecosistema cripto siga siendo descentralizado y considera que la tecnología es el más poderoso ecualizador de la tecnología de vigilancia desplegada por gobiernos (como el de China) y empresas poderosas (como Meta) por igual.

“Me gustaría tener un ecosistema con muchas locuras buenas y malas”, expresó Buterin a Time. “La locura mala es cuando se drenan enormes cantidades de dinero y lo único que se hace es subvencionar la industria de los hackers. La locura buena es cuando el trabajo tecnológico, la investigación y el desarrollo y los bienes públicos salen del otro lado. Así que existe esta batalla. Y tenemos que ser intencionales, y asegurarnos de que ocurran más cosas buenas”.

Mientras se solucionan los problemas técnicos, Buterin ha centrado su atención en cuestiones sociopolíticas más amplias que cree que la cadena de bloques podría resolver. En su blog y en Twitter se pueden encontrar tratados sobre la vivienda, los sistemas de votación, la mejor manera de distribuir los bienes públicos, la construcción de ciudades y la investigación sobre la longevidad. Aunque Buterin pasó gran parte de la pandemia viviendo en Singapur, cada vez vive más como un nómada digital, escribiendo notas desde donde se encuentre.

 

Seguir leyendo:

► La propuesta de Buterin para bajar las tarifas de gas de la red Ethereum
Este es el increíble precio de ETH que proyecta un experto
► Ray Dalio: “Bitcoin es casi la alternativa al oro de una generación más joven”

 

Sumate a la comunidad Cripto247Seguinos en TwitterInstagramFacebookYouTubeTelegram y enterate de todas las noticias del mundo cripto al instante.

 

Compartilo en las redesFacebookTwitterWhatsAppMessengerE-mail

Comentarios

Recibí las últimas noticias
del cripto-ecosistema en
tu casilla de E-mail


Su email ha sido ingresado.
Cargando