10/03/2019 - 06:00

Los rusos usaron bitcoin para lavar dinero y ocultar su identidad para interferir en las elecciones de Estados Unidos

Autor Por Redacción Cripto247
Los rusos usaron bitcoin para lavar dinero y ocultar su identidad para interferir en las elecciones de Estados Unidos

Por la investigación de Special Counsel Robert Mueller, el ex jefe de campaña de Trump será sentenciado por fraude

WASHINGTON (Reuters) – Desde irrumpir en computadoras hasta pagar por un megáfono, los esfuerzos rusos para socavar el sistema político de Estados Unidos han sido detallados por el abogado especial Robert Mueller, quien describió una campaña elaborada de piratería y propaganda durante la carrera presidencial de 2016.

 

Si bien Mueller aún no ha presentado al fiscal general de los Estados Unidos, William Barr, un informe final sobre su investigación sobre el papel de Rusia en la elección, el ex director del FBI ya ha presentado una cuenta exhaustiva en un par de acusaciones que acusaron a 25 personas y tres compañías rusas.

Las preguntas clave que aún quedan por responder son si Mueller concluirá que la campaña de Trump conspiró con Moscú y si Trump intentó ilegalmente obstruir la investigación. Trump ha negado la colusión y la obstrucción. Rusia como denegada la interferencia electoral.

Aquí hay una explicación de los hallazgos de Mueller sobre las actividades rusas y las evaluaciones de inteligencia de los Estados Unidos sobre la amenaza en curso.

¿QUÉ SE CONOCE SOBRE LAS “TROLL FARMS” RUSAS?

El 16 de febrero de 2018, Mueller acusó a 13 personas rusas y tres entidades rusas de conspiración para estafar a Estados Unidos, fraude bancario y bancario y robo de identidad. Dijo que la Agencia de Investigación en Internet, una agencia de propaganda respaldada por Rusia conocida por rastrear en las redes sociales, inundó los sitios de redes sociales estadounidenses Facebook, Twitter, YouTube e Instagram para promover a Trump y difundir información despectiva sobre su rival demócrata Hillary Clinton. La acusación señala que los esfuerzos rusos datan de 2014, antes de la candidatura de Trump, y estaban destinados a sembrar la discordia en los Estados Unidos.

La supuesta granja de trolls, con sede en San Petersburgo, empleaba a cientos de personas para sus operaciones en línea y tenía un presupuesto multimillonario, según la acusación. Tenía un grupo de administración y departamentos que incluían gráficos, análisis de datos y optimización de motores de búsqueda. Los empleados trabajaban turnos de día y de noche correspondientes a las zonas horarias de los Estados Unidos.

Los rusos atacaron a los estadounidenses con guerra de información, adoptando falsos personajes en línea y creando cientos de cuentas de redes sociales para impulsar mensajes divisivos y generar desconfianza en los candidatos y en el sistema político de Estados Unidos en general, dijo la acusación. Su objetivo era denigrar a Clinton y apoyar las candidaturas de Trump, quien ganó la nominación presidencial republicana, y Bernie Sanders, su rival para la nominación demócrata.

¿CÓMO RECLUTARON AMERICANOS SIN QUE ELLOS LO SUPIERAN?

En Florida, un estado fundamental en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, los rusos condujeron a los estadounidenses a los mitines pro-Trump que concibieron y organizaron. La acusación dice que los rusos pagaron a “una persona real de los Estados Unidos por usar un traje que retrata a Clinton con el uniforme de una prisión en un mitin” y otra “para construir una jaula lo suficientemente grande como para que una actriz que representa a Clinton con el uniforme de la prisión”.

Los acusados rusos usaron la imagen falsa de Facebook “Matt Skier” para contactar a un verdadero estadounidense para reclutar para un mitin de “Marcha por Trump”, ofreciendo “dinero para imprimir carteles y obtener un megáfono”, dijo la acusación. Crearon una cuenta de Instagram “Woke Blacks” para alentar a los afroamericanos a no votar por “Killary”, diciendo: “Seguramente estaríamos mejor sin votar.” Se usaron cuentas de redes sociales falsas para publicar mensajes que decían que los musulmanes estadounidenses debería negarse a votar por Clinton “porque quiere continuar la guerra contra los musulmanes en el Medio Oriente”. Alternativamente, sacaron anuncios de Facebook que promocionaban una concentración en junio de 2016 en Washington, “Apoye a Hillary. Rally de salvación de los musulmanes estadounidenses. Reclutaron a un estadounidense para que sostuviera un cartel con una cita falsamente atribuida a Clinton que incluía la ley islámica de la sharia, según la acusación.

Algunos de los acusados rusos viajaron por los Estados Unidos para recabar información, dijo la acusación, visitando al menos 10 estados: California, Colorado, Georgia, Illinois, Louisiana, Michigan, Nevada, Nuevo México, Nueva York y Texas.

¿QUÉ FUNCIÓN CUMPLEN LOS OFICIALES MILITARES RUSOS?

El 13 de julio de 2018, Mueller acusó a 12 oficiales de inteligencia militar rusos de piratear redes de computadoras del Partido Demócrata en 2016 por robar grandes cantidades de datos y luego programar su lanzamiento para dañar a Clinton. Los piratas informáticos rusos irrumpieron en las redes de computadoras de la campaña de Clinton y de las organizaciones del Partido Demócrata, monitoreando de forma encubierta las computadoras de los empleados y plantando códigos maliciosos, así como robando correos electrónicos y otros documentos, según la acusación.

Usando personajes ficticios en línea como DCLeaks y Guccifer 2.0, los hackers lanzaron decenas de miles de correos electrónicos y documentos robados. La persona de Guccifer 2.0 se comunicó con los estadounidenses, incluida una persona no identificada que estaba en contacto regular con miembros de la campaña de Trump, dijo la acusación. Guccifer 2.0 cooperó ampliamente con “Organización 1”, el sitio web de WikiLeaks, para discutir el momento de la liberación de documentos robados para “aumentar su impacto” en la elección.

Cerca del 27 de julio de 2016, los rusos intentaron entrar en las cuentas de correo electrónico utilizadas por la oficina personal de Clinton y su campaña, dijo la acusación. El mismo día, la candidata Trump dijo a los medios: “Rusia, si está escuchando, espero que pueda encontrar los 30,000 correos electrónicos que faltan”, en referencia a los correos electrónicos de un servidor privado que Clinton había utilizado cuando era secretaria de estado.

Para ocultar su identidad, los rusos lavaron dinero y financiaron su operación a través de criptomonedas que incluyen bitcoin, dijo el equipo de Mueller.

 

Compartilo en las redesFacebookTwitterWhatsAppMessengerE-mail

Comentarios

Recibí las últimas noticias
del cripto-ecosistema en
tu casilla de E-mail


Su email ha sido ingresado.
Cargando